ws Blue Crystal 2560x1600

MorenaLos traidores de MORENA se quedan con candidaturas

Por: Carlos Alejandro

La transformación de movimiento social a partido político le ha costado muy caro a morena, tan caro que hasta el momento no se ve un camino seguro hacia la estabilidad que le permita consolidarse como partido político nacional, considerando esa estabilidad como la creación y organización de estructuras política y electoral, así como un instituto de formación eficiente.

El gran descontento social provocado por los abusos, excesos y gran corrupción que prevalece en el sistema económico mundial, del cual México es parte, provocó las condiciones suficientes para que Andrés Manuel López Obrador creara un partido político que nació con torta bajo el brazo, sin embargo, durante el proceso de reclutamiento de militantes, nadie se preocupó por la formación política de quienes, con la buena voluntad y el hartazgo, aportaron tiempo, dinero y esfuerzo para hacer realidad una opción que se autodenominó “La Esperanza de México”.

La avalancha de mexicanos que volcaron su esperanza en morena superó a su creador y equipo que lo acompañó en la aventura que llevó a vivir en Palacio Nacional a Andrés Manuel López Obrador, el movimiento social que en los hechos no costó mucho dinero, ya que militantes y simpatizantes, hartos de la corrupción y la impunidad que impera en el sistema político nacional, con sus recursos personales aportaron en efectivo, en especie y con trabajo para realizar todas y cada una de las acciones que López Obrador ordenaba, situación que llamó la atención de los actores políticos de los demás partidos nacionales, por lo que morena empezó a ser valorado por quienes son cómplices del saqueo, la corrupción y la impunidad en México.

Como la creación del partido superó por mucho lo planeado por López Obrador y su equipo más cercano, tuvieron que ocuparse en atender la inmensidad de solicitudes de afiliación y los pleitos de vecindad que se daban entre los nuevos militantes, que formar cuadros políticos que tengan la capacidad de formar y organizar estructuras políticas y electorales en los estados y municipios, motivo por el cual, en 2015, morena no pudo presentar candidatos competitivos en la elección de Diputados a la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión ya que solo lograron ganar 35 de las 500 curules de San Lázaro. Algo similar les sucedió en las elecciones locales de 2016, a pesar de tener gran fuerza social, la falta de formación política y electoral para los militantes de morena provocó que muchos oportunistas políticos que no tenían ninguna oportunidad en los partidos tradicionales (PRI, PAN y PRD) iniciaran la migración hacia morena.

La migración de oportunistas hacia morena, en 2016, completó el caldo de cultivo para que la lucha interna se convirtiera en fratricida, por un lado, los “puros” o “fundadores”, quienes se sienten con derecho a ser candidatos a cualquier cargo de elección o ser incluidos en cargos públicos donde existen gobiernos emanados de morena, aunque no conozcan la O política por lo redondo, y por el otro lado los morenos que se adaptaron al abordaje de los personajes políticos que invadieron su partido y “traicionaron” sus principios al aliarse con los oportunistas y de esa forma colarse en la repartición de huesos, condición que derivó en una aparente división en dos grupos, los “fundadores” y los “traidores”, sin embargo, en ambos bandos se formaron subdivisiones o lo que se llama comúnmente “tribus” dando paso a una guerra sin cuartel en la que la lucha por el poder es de todos contra todos, con períodos de alianzas y desencuentros, provocados al descubrir que en nadie se puede confiar puesto que ante la falta de organización de estructuras política y electoral, provoca una ambición desmedida por lograr el poder total del partido que actualmente tiene asignados para el año 2020, $ 653 millones a nivel federal, más las prerrogativas en los Estados y Municipios.

Una prueba de esa ambición desmedida es Quintana Roo, donde los “puros” “fundadores” no encuentran la forma de acceder a las candidaturas y con ello cargos en los gobiernos que emanen de morena en 2021, quienes organizan reuniones y hacen declaraciones de pureza y honestidad a toda prueba (mientras no alcancen el poder) y por el otro lado, ignorando por completo a los anteriores, los oportunistas y “traidores”, quienes se apoderaron de las candidaturas de morena en 2018, los cuales reciben los beneficios de pertenecer al partido del presidente de la república, a pesar de las evidencias contundentes de su pésimo desempeño, corrupción, nepotismo e impunidad, motivo por el cual la autoridad electoral federal tuvo que intervenir para tratar de poner un orden, que probablemente no dure ni dos días, a pesar del manotazo que dio Andrés Manuel López Obrador para frenar abusos y agandalles y así poder recuperar su partido.

Contacto:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook: DiarioNoticias_MX
Twitter: @dnnoticiasmx
Youtube: DiarioNoticias

No hay ideas en “El origen del problema en MORENA”

Deje su comentario

En respuesta a Some User
No hay imágenes que mostrar en la presentación de diapositivas.